(…) y enero se nos fue

En medio de propósitos de año nuevo y errores al escribir la fecha regreso a mi blog. Durante este mes decidí salir a hacer actividades nuevas y conocer gente diferente; fue sencillo, contra todo pronóstico.

Esta publicación busca ser la primera de varias publicaciones que quiero hacer sobre los libros que me han llamado la atención durante el mes. Debo declararme culpable de cierto grado de poligamia lectora; no puedo evitar el salir de casa acompañado dos o tres libros; ya saben, por si las filas, por si los atascos del metro o por si se antoja una pausa en medio del “corre – corre” diario.

Comencé enero con el propósito de leer más sobre los escritores de mi país y ¡vaya que uno puede sorprenderse gratamente! Dicen que no se debería juzgar un libro por su portada, sin embargo la portada de Cabeza de avestruz, publicada por Luis Borja Corral en Editorial Turbina, me llamó la atención desde que entré a la librería y bueno… después de una rápida ojeada me lo llevé a casa. Cabeza de avestruz es un conjunto de cuentos en los que se narran diferentes historias muy cotidianas a través de personajes extremadamente sinceros, incluso se podría decir que dotados de aquella cualidad que Andrés Calamaro definió como “honestidad brutal”. Luis Borja Corral en su obra logra sumergir al lector en la mente de aquellos “seres extraños” que se encuentran mucho más cerca de lo que sabemos y nos coloca al borde de sus preocupaciones, melancolías, inseguridades y temores.

Mi segundo libro del mes fue una lectura pendiente desde el año pasado: Miércoles y estiércoles de Diego Cornejo Menacho, publicado en Editorial Alfaguara. Diego Cornejo en esta obra lleva a la ficción los vergonzosos hechos de aquel 8 de enero de 1988; día en el cual los hermanos Carlos Santiago y Pedro Andrés Restrepo fueron detenidos por fuerzas policiales y luego asesinados violentamente. Un trágico y vergonzante crimen de Estado que hasta el día de hoy nos deja un amargo sabor en la boca. Esta novela ofrece al lector un acercamiento a hechos que efectivamente sucedieron, pero esta vez contados por los verdugos.

Para finales de mes, gracias a Librería Rayuela, llegó a mí La Cena, de Verónica Coello Moreira, publicado por la editorial Cadáver Exquisito. Verónica en su libro nos presenta una serie de historias cortas a través de las cuales nos permite sentir emociones que van desde la melancolía y sus tonos grises hasta la determinación y una luminosa fortaleza. La autora hace constante alusión al río Guayas, escenario de sus sentidas Historias del malecón. Amores perdidos, desgastados, separados por la muerte, dan inicio a una obra con alma que termina con el aparecimiento de monstruos muy humanos. Personalmente, disfruté mucho de la lectura de La Cena y de un par asesinatos a sangre fría de último momento inmersos en el texto.

He colocado un par enlaces directos en cada uno de los libros para que, de estar interesados en adquirirlos, puedan hacerlo en Librería Rayuela.  Muchas gracias por su visita a Espuma y Arrecife y espero que su estancia haya sido plancetra; me despido con un sentido “gracias por leer”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s